TOBRA D

Fórmula: Tobramiciana + Amoxicilina
Acción: Antibiótico y Antiinflamatorio ocular
Presentación: Gotas

Composición
Cada 100 ml de suspensión contiene:
Tobramicina..base………… 0.3 g
Dexametasona base……..0.1 g
Excipientes c.s.p.………….. 100 ml

La tobramicina es un antibiótico perteneciente al grupo de los aminoglucósidos y ejerce un efecto bactericida por interferir con la síntesis proteica de las células bacterianas. Pertenece a los antibióticos que muestran un efecto post-antibiótico, el cual se define como una inhibición persistente del crecimiento bacteriano posterior a la eliminación del fármaco. Es posible la resistencia cruzada con otros antibióticos aminoglucósidos (neomicina, gentamicina).

La Dexametasona es un antiinflamatorio, 30 veces más potente que la Hidrocortisona y no posee actividad mineralocorticoide. Es un corticoide antiinflamatorio y posee efectos inmunosupresivos que son 30 veces más potente que el Cortisol.

Generalidades
La suspensiión oftálmica de Tobramicina y Dexametasona es una suspensión antibiótica y antiinflamatoria para perros y gatos.

Especie de Destino:

  • Caninos

  • Felinos

Indicaciones de uso:

  • Infecciones causadas por bacterias Gram Negativas.

  • Infecciones resistentes a la Gentamicina

  • Infecciones causadas por Staphilococcus, SP. Streptococcus, SP. Pseudomonas, Sp. Proteus SP, Streptococcus SP, Pseudomona SP, Proteus SP, Klebsiella SP., Haemophilus SP, Moraxella SP, Neisera SP.

  • Ulcera de córnea, erosión de córnea, conjuntivitis, queratoconjuntivitis, queratitis y blefaritis.

  • Tratamiento de la inflamación de la conjuntiva palpebral, bulbar de la córnea y segmento anterior del ojo, cuando se acompaña de infección bacteriana o está en riesgo de desarrollarla.

  • Se especializa su uso para caninos y felinos

  • Para tratar inflamaciones oculares postoperatorias y postraumáticas y reducir el riesgo de las infecciones.

Dosis y Administración:
Vía: suspensión oftálmica

Dosis:
Administrar 1-2 gotas cada hora, o cada 2 horas durante 2 a 5 días, hasta que la inflamación empieza a disminuir, posteriormente se recomienda disminuir la dosis paulatinamente a 1 gota cada 3 horas, según el criterio del veterinario.

Contraindicaciones:

  • La solución oftálmica de tobramicina no debe usarse junto con ninguna otra solución antibiótica tópica o ungüento, a menos que su veterinario le indique lo contrario.

  • Uso en pacientes con insuficiencia renal: los niveles sistémicos de tobramicina tras la administración oftálmica son muy bajos. No obstante, debe monitorizarse a los pacientes con insuficiencia hepática o renal.

  • Enfermedades virales de la córnea, conjuntiva, infecciones micóticas del ojo, enfermedades micoticas de otras estructuras oculares.

  • Hipersensibilidad a alguno de los componentes.

  • Mantener el producto fuera del alcance de los niños.

  • La Dexametasona posee una acción despreciable mineralocorticoide, no debe usarse sola en tratamientos de insuficiencia adrenal.

Efectos Adversos:

  • Los efectos secundarios son raros con la solución oftálmica de Tobramicina, sin embargo, si su mascota parece sufrir molestias por ardor o picazón, o si la inflamación parece empeorar, suspenda de inmediato y contacte a su veterinario.

  • Las reacciones adversas más frecuentes a la tobramicina son hipersensibilidad y toxicidad ocular localizada, incluyendo picazón e hinchazón de la tapa, y eritema conjuntival.

  • La Detametasona puede producir en altas dosis signos clínicos de hiperadrenocorticismo

  • En perros puede producir polidipsia, polifagia y poliuria.

  • Los efectos adversos que pueden presentar en perros son: ganancia de peso, vómitos, diarrea, elevación de las enzimas pancreáticas, ulceración GI, lipidemias, pérdidas musculares, jadeos, empeora la diabetes melitus, cambios en el comportamiento (depresión, letargo, crueldad).

  • A veces es necesario discontinuar la dosis, y cambiarlo por otro esteroide que aliviaría estos síntomas.

  • Los gatos generalmente dosis más altas que los perros, para que se presenten estos efectos clínicos, pero son menores.

  • Ocasionalmente pueden presentar poliuria, polifagia, polidipsia con ganancia de peso, diarrea o depresión. De todos modos, altas dosis pueden conducir a ¨Cushing¨.

Precauciones:

  • No se ha probado el uso seguro en mascotas embarazadas o en animales destinados a la reproducción. Si la condición de su mascota empeora o no mejora, interrumpa la administración del producto y consulte a su veterinario.

  • La sensibilidad a los aminoglucósidos aplicados por vía tópica puede ocurrir en algunas mascotas, si le aparecen síntomas de reacciones alérgicas, como enrojecimiento o picazón o alrededor de los ojos, interrumpa el tratamiento y consulte a su veterinario.

  • Como ocurre con otras preparaciones antibióticas, el uso prolongado de este preparado puede provocar un crecimiento excesivo de microorganismos no sensibles, incluyendo hongos. Si ello ocurriera, se debe iniciar inmediatamente la terapia adecuada.

  • Si una vez instaurado el tratamiento la mejoría no es rápida, o en el caso de tratamientos prolongados, se recomienda un control veterinario regular que incluya evaluaciones microbiológicas con objeto de descartar posibles desarrollos de resistencias a la tobramicina, y adecuar el tratamiento.

  • Usar con precaución la Dexametasona en animales que presenten úlceras o que presenten heridas para cicatrizar.

  • Usar con precaución en animales con diabetes o problemas renales y que estén preñados.

Interacciones con otras drogas:

  • Aunque tras la instilación de tobramicina en el ojo sólo pasan a circulación sistémica pequeñas cantidades del fármaco, si la tobramicina oftálmica se emplea al mismo tiempo que otros antibióticos aminoglucosídicos sistémicos, es necesario vigilar estrechamente su concentración total en suero y se deben tenerse en cuenta las interacciones registradas asociadas a la tobramicina sistémica.

  • La potencial nefrotoxicidad y/o ototoxicidad de la tobramicina puede verse incrementada cuando se utiliza concomitantemente con otros aminoglucósidos, polimixinas, cefalotina, diuréticos de asa, anfotericina B y organoplatinos administrados sistémicamente.

  • La administración de corticosteroides con antiinflamatorios no esteroides incrementan los efectos adversos GI, a pH: 7-8,5.

  • Anfotericina B: con glucocorticoides puede causar hipocalemia.

  • Agentes anticolinesterasa: (piridostigmina, neostigmina, etc): pueden producir debilidad muscular.

  • Aspirina: pueden reducir su concentración en sangre.

  • Barbitúricos: incrementan el metabolismo de los glucocorticoides.

  • Ciclofosfamidas: pueden inhibir el metabolismo hepático de estas drogas y la dosis de las Ciclofosfamida, debe ser ajustada

  • Ciclosporina: se incrementan las concentraciones en sangre de ambas drogas, se cree que se debe porque se incrementa los metabolismos de cada droga.

  • Diazepan: disminuye los niveles del Diazepan,

  • Diuréticos, deplesores de potasio (por ej la Espironolactona), administrados con los glucocorticoides producen hipercalemia.

  • Efedrina: disminuye el nivel de la Dexametasona

  • Insulina: incrementa sus niveles en sangre de la Insulina.

  • Ketoconazol y otros antifúncicos: aumenta el nivel de la dexametasona debido a que disminuye su metabolismo.

  • Antibióticos macrólidos (Eritromicina, Claritromicina): disminuyen el metabolismo de los glucocorticoides.

  • Fenitoina: disminuyen también el metabolismo de la Dexametasona.

  • Rifampicina: incrementa los niveles de los glucocorticoides ya que disminuyen su metabolismo.

  • Vacunas: con inmunosupresores disminuyen la respuesta inmune.

  • Antiinflamatorios no esteroides: aumentan la incidencia de la aparición de ulceración GI.

Sobredosis:

Debido a la característica de la vía de administración, no existe en la práctica riesgo alguno de intoxicación sistémica con Tobramicina. Los signos y síntomas clínicamente manifiestos de sobredosificación tópica en queratitis puntiforme (un trastorno ocular causado por la muerte de pequeños grupos de células en la superficie de la córnea), eritema conjuntival (enrojecimiento), aumento de lagrimeo (desgarro excesivo), edema (hinchazón), y picazón del párpado.

Los glucocorticoides dados en pequeños intervalos de tiempo no producen efectos tóxicos. Se reportó una evidencia de efectos adversos agudos en perros en el SNC, luego de una ingesta accidental.

Por lo tanto, se considera que posee un buen margen de seguridad, debido a su modo de administración

Precauciones especiales que debe tomar la persona que administre el medicamento a los animales:
En caso de contacto accidental con la piel o los ojos, lavar con abundante agua.

Presentación:
Envase gotero de 5 y 10 ml

Almacenamiento:
Conservar en su envase original, entre 15 a 25ºC en lugar fresco y al abrigo de la luz

EnglishEspañol
Abrir chat
1
Chat Laboratorios SW
¿En qué podemos ayudarlo?